******      Si bien los datos oficiales llevaban contado algo más del 40% de los votos, desde las primeras horas de ayer, luego de que se difundieran los datos de las empresas que realizaron encuestas a boca de urna, las dudas acerca de quién había ganado las elecciones bolivianas quedaron completamente despejadas.

 

Según el canal de televisión Unitel, Luis Arce, candidato presidencial del Movimiento al Socialismo (MAS), se adjudicó en primera vuelta la presidencia con 52,4% de los votos, muy por encima del 31,5% de Carlos Mesa, su rival más cercano. En tanto, la fundación Jubileo dio a Arce 53% de los votos y a Mesa 30,8%.

Estos números no dejaron lugar a dudas acerca del triunfo del MAS, y ahora sólo resta esperar el conteo final para saber con exactitud cuál será el número de legisladores que tendrá cada partido, aunque ya se puede afirmar que el bloque ganador tendrá mayoría en las dos cámaras que conforman la Asamblea Legislativa Plurinacional.

Por más que no haya sido proclamado en forma oficial, Arce, quien estuvo en el gobierno durante la mayor parte de los mandatos de Evo Morales, habló sobre sus primeras medidas, luego de hacerse cargo del gobierno, junto al ex canciller David Choquehuanca, quien será vicepresidente.

Luis Almagro felicitó al electo Presidente boliviano Luìs Arce, y Rafael Correa, le salió al cruce; «Su deshonestidad ha costado democracia y sangre»

Luis Arce – Nuevo Presidente de la República de Bolivia

Arce recibirá un país sumido en una profunda crisis, por lo que en primer lugar deberá garantizar la gobernabilidad y reactivar la economía, que debido a las medidas adoptadas por el Ejecutivo de facto que preside Jeanine Áñez, que se vieron acentuadas por la pandemia de coronavirus, situó a Bolivia en una situación sumamente compleja.

El país atraviesa su crisis económica más grave en casi 40 años, con una contracción prevista del producto interno bruto de 6,2% para el final de 2020.

En una conferencia de prensa realizada ayer, consignada por medios locales y extranjeros, Arce dijo que lo primero que hará es pagar el Bono contra el Hambre.

Evo Morales expresó su deseo de retornar a Bolivia: «Vamos a volver tarde o temprano», indicó.

 

Evo Morales con el flamante Presidente de Bolivia

“Lo dijimos en nuestra campaña, lo primero que vamos a hacer es pagar el Bono contra el Hambre, eso está aprobado por la Asamblea, el Ejecutivo no lo ha hecho, el financiamiento está asegurado, es un tema de capricho no haberlo realizado”, afirmó Arce, de 57 años de edad.

Además, el futuro jefe del Ejecutivo boliviano dijo que otra de las medidas que adoptará ni bien asuma el cargo será fortalecer la demanda interna, una de las iniciativas que mencionó con más énfasis durante la difícil campaña electoral que tuvo que afrontar el candidato del MAS.

En este sentido, Arce afirmó que “este es un tema central. Para nuestro modelo, es importante fortalecer esa demanda interna vía bonos y transferencias”.

También Alberto Fernández, Presidente de Argentina, habló sobre su evaluación de las elecciones de Bolivia: «Es un acto de justicia ante la agresión que sufrió el puieblo boliviano»

Luis Arce

“Paralelamente, vamos a empezar la reconstrucción de la producción, que también ha sido afectada por las medidas que el gobierno actual ha tomado”.

“Estaremos en línea con lo que hemos venido planteando al país”, agregó el presidente electo.

El día después de las elecciones fue particularmente duro para la presidenta de facto Áñez, que tras la abrumadora victoria del MAS cumplió, bajo presión, con la orden que le había dado el Parlamento, que la semana pasada había censurado a dos ministros: Arturo Murillo, uno de los hombres fuertes del régimen, quien desempeñaba el cargo de jefe de gabinete, y Víctor Hugo Cárdenas, quien estaba al frente de la cartera de Educación.

Según informó el diario paceño La Razón, ambos fueron destituidos por la mandataria luego de que Eva Copa, presidenta de la Asamblea Legislativa y del Senado, advirtiera que la decisión ya había sido notificada a todos los medios oficiales.

“Ya no son autoridades y aquí se cumple la ley. Y si Áñez no quiere cumplirla, le espera el juicio de responsabilidades”, había dicho Copa horas antes de que la mandataria cumpliera con lo resuelto por el Legislativo.

Murillo y Cárdenas fueron censurados por no asistir a la convocatoria que se les había realizado desde el Parlamento.

El primero debía brindar un informe sobre el supuesto sobreprecio en la compra de material antidisturbios, en tanto que Cárdenas tenía que explicar los motivos para el cierre del año escolar, cosa que el ahora ex funcionario atribuyó en su momento a la pandemia de coronavirus.

Ir arriba